¿Castigo Divino?

¡Es viernes y el cuerpo lo sabe…!

Llegó el fin de semana, momento de cerrar la computadora, quitarte el uniforme y olvidarte del estrés. Llamas a tus amigos, eliges tus mejores prendas y con toda la actitud, sales decidid@ a pasar una noche como ningún otra.

Luces, música, amigos y por supuesto, lo que no puede faltar, alcohol. Todo se junta y hacen de tu noche algo excepcional, las risas y la felicidad inundan tu cuerpo hasta ese momento en que abres los ojos. Tu cama aún se mueve, la cabeza te explota, la luz pareciera quemar y no hay cantidad suficiente de agua que logre calmar tu sed.

¿“Castigo divino”? No. Aunque así lo sientes, no es el “castigo” de alguna fuerza superior ante tu inminente descontrol nocturno. La resaca, mejor conocida como cruda es, únicamente un mecanismo de defensa que tiene tu cuerpo ante la ingesta excesiva de bebidas etílicas.

Al recibir grandes cantidades de alcohol, tu organismo se ve afectado, provocando que varias de sus funciones se vean alteradas y no sólo nos referimos al equilibrio y al lenguaje. Con los componentes del alcohol, tu cuerpo recibe diferentes sustancias que en exceso le provocan una intoxicación.

La resaca o cruda, se caracteriza principalmente por dolor de cabeza, fatiga, sed intensa y ardor de estómago.

¿Te has dado cuenta que existen bebidas con las que no sufres cruda y otras con las que pareciera que el mundo se termina? Esto es por los diferentes procesos de fermentación y destilación que lleva cada una.

Con dichas sustancias, tu cuerpo se ve afectado en muchas de sus funciones, por ejemplo: pierde la capacidad de retener azucares por lo que la glucosa es eliminada con mayor facilidad. También se ve afectada la retención de líquidos lo que provoca que la deshidratación sea inminente y la sed al otro día, inevitable; de igual manera, el etanol, principal componente de las bebidas alcohólicas, provoca alteraciones en la mucosa estomacal causando ardor o nauseas, y  así, muchos otros aspectos de tu metabolismo se ven afectados provocándote “la cruda”.

Como puedes ver, la cruda tiene una explicación y todos los síntomas que con ella se presentan son causados por las sustancias que tienen las bebidas que ingieres, así que la próxima vez que la sufras, no le pidas perdón a un ente supremo y, mejor, no olvides llamar a Revive para un rápido y efectivo tratamiento para eliminar la resaca.

Comments are closed.